La polémica que rodea a la paella no solo tiene que ver con sus ingredientes: también se han escrito ríos de tinta acerca de cómo se debe degustar una auténtica paella valenciana, y los más puristas no admiten variación alguna.

Y es que la tradición culinaria es muy clara tanto en la manera de elaboración de la receta estrella de la cocina valenciana como en cuanto al protocolo.

¿Qué dice exactamente ese protocolo? ¿Cómo se come la paella, con cuchara o con tenedor?

¿Cómo se tiene que comer la paella?

Para desgracia de muchos fanáticos, no hay una sola respuesta válida a esta pregunta. La paella valenciana se puede comer con cuchara y tenedor en función de dónde se coma, y no solo por una cuestión de protocolo, sino por una cuestión práctica.

La paella en la que se prepara la receta es el recipiente perfecto para disfrutar de este plato típico del recetario en familia o con amigos. Y es que nada mejor que colocar la paella reposada en el centro de la mesa para que cada comensal pueda ir degustándola a su ritmo y disfrutando de los aromas y del sabor del arroz.

Para despegar el arroz de la paella y atacar el socarrat, una de las mejores partes de la paella, es necesario utilizar una cuchara. De esta manera, para el comensal cogerlo resulta más sencillo y permite disfrutar de una mejor experiencia al delimitar mejor la zona que cada uno ataca de la paella.

En cambio, cuando hablamos de una paella que ya viene servida en plato, la cosa cambia. Por comodidad o por preferencia del comensal, es posible que directamente el personal de cocina sirva la paella en plato y que sea así como los comensales la reciban directamente por parte del personal de sala.

En este caso, el arroz está más suelto y, como marca el protocolo, se deberá dar preferencia al tenedor para comerlo. Dado que el arroz en el plato está más suelto, será mucho más sencillo utilizar el tenedor para cogerlo y degustarlo.

Y es que, en plato, solo los arroces caldosos o melosos se comen con cuchara, y teniendo en cuenta que la paella es un arroz más seco porque no deja de ser un arroz hecho a la sartén, conviene usar el tenedor.

¿Por qué la cuchara va mejor para comer paella directamente en ella?

Ahora que sabes que ambas opciones son válidas, es normal que te preguntas si se pueden usar de manera indistinta. Por haber, no hay nada que te impida utilizar un tenedor para comer paella directamente en una o la cuchara para degustarla en el plato, pero te darás cuenta enseguida de que no es nada práctico

La paella valenciana no es un plato caldoso y, por tanto, se servirá en un plato llano. Eso impedirá que la cuchara pueda desplazarse de manera adecuada por el mismo, haciendo resbalar el arroz y provocando incluso su caída.

Por eso, el tenedor funciona mucho mejor para comer paella en un plato. La cuchara, en cambio, por su estructura sí permite coger mejor el arroz de una paella y coger la parte agarrada del centro, que tiene que ser rascada con el canto de la misma para soltarlo y poder cogerlo. Es una de las mejores partes de comer paella, ya que permite que sea el comensal el que “ataque” directamente el arroz.

Entonces, ¿la paella se come con cuchara o con tenedor si me la sirven en un plato? Mejor con tenedor, más práctico y más acorde con el protocolo. En cambio, por higiene y comodidad, si vas a comerla directamente en la paella lo mejor es que hagas uso de una cuchara.

Consejos para degustar una paella en un restaurante

El código del buen comensal hay que tenerlo en cuenta a la hora de comer directamente de la paella, ya que no deja de ser un plato compartido y, por tanto, habrá que mantener una serie de normas para que cada uno pueda disfrutar de su porción de paella.

Por ejemplo, siempre al empezar hay que coger primero el arroz del borde exterior de la paella. Al comerla en paella, el arroz se va cogiendo en forma de abanico, de fuera hacia el centro. De esta manera, se garantiza que cada uno pueda disfrutar sin trabas de la parte de paella que le corresponde sin invadir la parte de los demás.

El mismo respeto hay que mostrar a la hora de hacer el reparto de la carne y las verduras (o el marisco, en el caso de estar hablando de una paella de marisco), así que lo mejor es empezar por la zona que se ha empezado a atacar e ir expandiéndose hacia los bordes conforme se vaya avanzando.

En caso de necesitar un punto de agarre, bien por el tamaño de la paella o para evitar que la paella se tambalee, puedes hacer uso de las propias asas para evitar movimientos bruscos, pero has de tener cuidado de comprobar primero que las asas no estén calientes. Así, podrás sujetarla y evitar quemaduras.

En cuanto a la guarnición de la paella, ya sea carne, marisco o cualquier otro añadido aceptable en la receta, lo mejor es cogerlo con la propia cuchara (o la cuchara y la ayuda del tenedor para hacer una pinza y poder coger el marisco sin tener que usar las manos) y pelarlo en el propio plato.

Ten en cuenta que, aunque se coma en la misma paella, normalmente en la mesa se colocan platos individuales a cada comensal precisamente para poder cortar la carne y pelar el marisco si así fuese necesario.

Con todo, la paella es un plato perfecto que se puede degustar de cualquier forma, tanto en plato como en la misma paella, y ya conoces todo lo necesario para poder hacerlo siguiendo las normas del protocolo.

Últimas entradas

¿Quién inventó la paella?

La paella valenciana es uno de los platos más característicos de la cocina valenciana. Para muchos es la piedra angular del recetario levantino y el plato más conocido elaborado con arroz dentro y fuera de [...]